VariosDiferencia entre crédito y préstamo: ¡te resolvemos la duda!

22/05/201525 min
https://www.mistercomparador.com/noticias/wp-content/uploads/2015/05/Diferencias-ente-prestamos-rapidos-y-otros-creditos-1.jpg

Con la llegada de la crisis, muchas personas han comenzado a mostrar mayor interés por las cuestiones relacionadas con la economía y los bancos. Esto es importante para saber bien qué tipo de productos nos ofrecen cuando vamos a un banco a solicitar financiación. Por ejemplo, un error muy común es utilizar indistintamente crédito o préstamo pensando que nos referimos a lo mismo cuando en realidad son cosas diferentes. Por eso, hoy te vamos a explicar las diferencias que hay entre ambos.

Diferencia entre crédito y préstamo: el crédito se puede recibir por partes

La principal diferencia entre crédito y préstamo es la manera en que la persona interesada recibe la cuantía que solicita. En el caso del crédito, el banco pone a tu disposición una cantidad de dinero en una cuenta bancaria que puedes ir utilizando a medida que te vaya haciendo falta, de manera que dispondrás de ella hasta que alcances la cuantía máxima del crédito.

Puedes obtener la cantidad de dinero del crédito que quieras y el número de veces que lo desees hasta que llegues al límite fijado. Entre las condiciones que se pactan cuando se negocia un crédito están el plazo de disposición (durante cuánto tiempo tendrás disponible el dinero para usarlo), los intereses que te cobrarán por el crédito y las comisiones por las diferentes operaciones necesarias para la realización del mismo. Tanto los intereses como las comisiones hacen que la cantidad de dinero a devolver por el crédito se incremente. Algo a tener en cuenta es que puedes ir devolviendo el importe del crédito en la cuantía que quieras e incluso liquidarlo completamente y volver a disponer del dinero si te hace falta dentro del plazo de disposición.

El préstamo se recibe en un solo plazo

En cuanto al préstamo, lo recibes de una sola vez en el momento en que te lo aprueban y pactas con el banco la cuantía mensual que tienes que pagar, así como el plazo que tienes para devolverlo. De esta manera, si incumples lo pactado te influirá negativamente en la cantidad que tienes que devolver, al aumentar los gastos que genera el préstamo y, con ello, el importe final.

Por tanto, la diferencia entre crédito y préstamo está en que en el crédito dispones de él cuando lo necesites y lo devuelves en función de la cantidad que vayas usando, mientras que el préstamo lo recibes todo de golpe y lo tienes que ir devolviendo en una cuantía concreta todos los meses. Se podría decir que el crédito supone mayor flexibilidad para quien lo solicita.

4.50 media (83% puntos) - 2 voto

2 comentarios

  • Lola

    22/05/2015 at 16:21

    Lo mejor es no tener que pedir dinero a nadie, y si lo haces mejor a un familiar de los bancos no te puedes fiar

    Contestar

  • Chewbacca

    01/07/2015 at 14:50

    Hay que mirar muy bien la letra pequeña que sino te frien con los intereses

    Contestar

Publicar comentario

Su dirección de correo electrónico no se publicará.