Varios¿Sabes todo lo que cubre el seguro de decesos?

13/04/20166 min
https://www.mistercomparador.com/noticias/wp-content/uploads/2016/04/Seguros-de-Decesos.jpg

El fallecimiento de un familiar es algo que, por desgracia, todos tenemos que pasar. En esos momentos tan difíciles realmente uno no tiene demasiado cuerpo como para encargarse de los pertinentes trámites burocráticos que supone el deceso. Es, precisamente, en estos casos cuando uno agradece el haber contratado un seguro de este tipo. Ellos se suelen encargar de todo y de cubrir con los gastos del sepelio.

Como todos los seguros, el de decesos también tiene una serie de coberturas que son básicas y otras que tú mismo le puedes ir incluyendo (cada uno ya sabemos que puede tener unas particularidades diferentes). Eso sí, en la mayoría de ocasiones, todo depende un poco de la compañía con la que contrates el seguro y el rango que ellos le darán a cada cobertura.

Las coberturas básicas del seguro de decesos

¿Cuáles serían, por ejemplo, las coberturas básicas más comunes en un seguro de decesos? Te las podemos detallar de forma ordenada para que lo veas mejor:

  • Servicio fúnebre: incluye el féretro, el coche fúnebre, el sudario, el acondicionamiento del cadáver, la inhumación (nicho temporal, a perpetuidad o sepultura) y la incineración.
  • Sala del tanatorio, lápida, servicio religioso, coche de acompañamiento, flores, recordatorios, esquela, etc. (toda esta lista dependerá de cada compañía y de lo que se quiera contratar en el momento que vayamos a nuestra aseguradora).
  • Gestión administrativa del sepelio o asesoramiento especializado para que lo hagan los familiares.

Ya te decimos que la mayoría de aseguradoras incluyen estas coberturas como básicas (tenlas en cuenta a la hora de contratar tu seguro de decesos), con las típicas ligeras modificaciones que puede presentar cada una de ellas. Ya sabes, lo mismo que en cualquier seguro del hogar, seguro de coche o de vida.

¿Hay más coberturas en los seguros de decesos?

Pues sí, hay algunas más que puedes tener en cuenta. Por ejemplo, el traslado del fallecido si muere en un lugar que no sea el de residencia o quiere ser enterrado en otro sitio (seguro que en más de una ocasión has leído o escuchado los problemas que algunas personas han tenido con la repatriación del cadáver, ¿no?), las asistencias en viajes en los casos en los que haya que volver de urgencia por el fallecimiento de un familiar, la elaboración del testamento, etc.

Realmente, son muchas las coberturas que puede ofrecerte un seguro de decesos, aunque las que principalmente deben cubrirte son las que te hemos detallado como básicas. Si por algo nos diferenciamos las personas es porque cada uno tiene una particularidad diferente, por lo que las coberturas que a uno le pueden valer, tal vez no sean del todo necesarias para otro.

Es precisamente en ese momento en el que tendrás que ser tú mismo el que decida qué es lo que debe cubrir tu seguro de deceso. ¿Lo tienes un poco más claro ahora?

 

5.00 media (85% puntos) - 1 voto

Publicar comentario

Su dirección de correo electrónico no se publicará.