Varios¿Cómo cuidar a los niños de las enfermedades del otoño?

11/10/20175 min
https://www.mistercomparador.com/noticias/wp-content/uploads/2017/09/ninos-enfermos.jpg

Los cambios de temperatura pueden ser especialmente dañinos para los más pequeños. Mientras que el descenso de las temperaturas puede no tener ningún tipo de consecuencia en un hombre adulto, este factor puede ser fundamental para que los niños contraigan diversas enfermedades como resfriados o gripes.

Por lo tanto, ahora que el frío comienza a sentirse cada vez más, a medida que se acomoda el otoño en España, es fundamental saber qué tipo de cuidados se necesitan tener con los más pequeños y cuáles son los mejores consejos para evitar que los niños enfermen durante esta estación y para que, sobre todo, se mantengan sanos durante los meses venideros.

Abriga bien a los niños

Otoño es la estación en la que tanto los niños como los ancianos son más vulnerables a las enfermedades respiratorias y los estados gripales. El cambio tan brusco de temperaturas, que pueden llegar a bajar hasta 30 grados en cuestión de unas semanas, es uno de los factores de este dato. Por esa misma razón, el primer consejo que debes tener en cuenta es llevar abrigo adecuado. Dado que otoño es una estación bastante cambiante, es importante que salgas con varias prendas en caso de que vayas a dar un paseo con el niño. Recuerda siempre que los niños deberán tener una prenda más que los adultos, así que haz cuentas.

En segundo lugar, ayuda a los niños a desarrollar hábitos de higiene. Desde el lavado de manos hasta hábitos como taparse la boca con las manos antes de estornudar o toser. Gracias a ello, evitarás que los niños pillen cualquier germen.

Cuidado con el frío… y el calor

Después de inculcarle estos valores, ha llegado la hora de salir a la calle. Recuerda que, a pesar de que haga frío, es recomendable que los niños salgan a la calle a realizar actividades físicas. Si un niño pasa demasiadas horas en casa, puede llegar a incubar un germen. Por esa misma razón, nada mejor que salir a la calle para hacer un poco de ejercicio. Gracias a ello ayudarás a combatir los gérmenes y reforzarás tus defensas ante un posible ataque.

En caso de que haga un frío extremo, es recomendable quedarse en casa. No obstante, es fundamental que tengas cuidado con la calefacción. Tener la estufa por encima de los 22 grados cada día puede ser perjudicial. Las temperaturas elevadas dentro de un hogar pueden provocar que se reseque el ambiente, lo que puede provocar enfermedades. Recuerda siempre tener bien ventilada tu casa y, por supuesto, permite la entrada de luz solar. De seguir estos consejos estarás listo para evitar una posible enfermedad de tu niño.

0.00 media (0% puntos) - 0 voto

Publicar comentario

Su dirección de correo electrónico no se publicará.