Amago de portabilidad, ¿realmente funciona para conseguir descuentos?

17/04/20199 min
https://www.mistercomparador.com/noticias/wp-content/uploads/2019/04/hacer-amago-portabilidad.jpg

Si preguntas a tu cuñado o al vecino, cómo conseguir descuentos con tu compañía de telefonía, es probable que la respuesta sea: «Haz un amago de portabilidad, ya verás como te llama tu operador y te baja el precio«.

Cuidado, porque esta estrategia te puede salir bien o muy mal. Hoy vamos a contarte los pasos para hacer un amago de portabilidad y conseguir que tu operador mejore tu oferta. ¿Estas listo?

¿Qué es un amago de portabilidad?

Un amago de portabilidad no es otra cosa que iniciar un cambio de tarifa a otro operador.

Lo que suele ocurrir es que cuando tu operador actual se entera, pone los medios necesarios para que no le rompas el corazón y te quedes con ellos, ya que la «infelididad en telefonía» es muy alta, y las compañías luchan por ser quien más portabilidades consiguen, pero también, quien más clientes mantiene.

Las ofertas que suelen lanzar las compañía para convencerte de que te quedes con ellos suelen ir desde una rebaja en el precio de tu tarifa actual, cambiarte a una oferta mejorada, incluso descuentos para renovar tu móvil o tablet. 

¿Cómo hacer un amago de portabilidad?

Vale, vamos a entrar en faena.

Lo primero, ¿estás seguro que tu tarifa es la mejor? Puedes echar un ojo a estas ofertas de telefonía y ver si hay alguna que mejore tus condiciones actuales. Si lo tienes decidido y quieres mantenerte con tu operador, seguimos.

 1.  El paso número 1 es que encuentres un nuevo operador y tarifa. Nosotros te recomendamos que si lo que quieres es un amago de portabilidad, entonces optes por una tarifa sin compromiso de permanencia, por lo que pueda ocurrir.

 2.  Llama al departamento de bajas de tu operador y dile que vas a cambiar de compañía. Enumera porqué tienes esta intención. Es posible que ya en ese momento tu compañía te ofrezca mejores condiciones y ni tan siquiera tengas que empezar la portabilidad.

Por supuesto, es importante que la llamada resulte creíble. Debes comentar la oferta que has visto en otro operador, o que incluso a los nuevos clientes les dan mejores condiciones de que las que tú tienes.

 3.  Si por el contrario, no te han ofrecido nada aún, llama al nuevo operador y comienza a dar tus datos. Una vez que tu compañía actual sepa que te quieres ir, te llamarán.

Crucemos los dedos para que sea para ofrecerte una oferta mejorada, ya que hay veces en que la compañía acepta y ni si quiera te pregunta porqué te vas.

¡Cuidado! Debes tener en cuenta…

Ojala todo fuera tan bonito como reluce, pero no. A veces esta artimaña no sale del todo bien, ¿Qué te puede ocurrir?

  • Te pueden cobrar por cancelar la portabilidad. Ten en cuenta la letra pequeña antes de meterte en líos.
  • Ojo con el plazo para la portabilidad. Muchos operadores la hacen en apenas 2 días, si se te pasa este tiempo, ya no hay cancelación que valga.
  • Si estás en la lista de morosos o tienes algún impago en telefonía, es probable que el otro operador se niegue a comenzar la portabilidad
  • Puede que tu operador te pille haciendo esta triquiñuela de amago, y no te ofrezca ninguna oferta y te deje marchar

¿Qué ofertas ofrece mi compañía?

Vale, y ahora lo que nos interesa, ¿qué suelen ofrecer las compañías al hacer un amago de portabilidad?

Bien, las grandes operadoras se quedan, sobre todo, en la financiación de móviles. Por ejemplo, al hacer un amago de portabilidad con Vodafone o Movistar, lo que conseguirás son descuentos en móviles financiados, u otros dispositivos como relojes inteligentes, televisiones o tablets.

Si en cambio, vas a hacer un amago de portabilidad a Yoigo, lo más probable es que esta compañía te ofrezca un descuento importante por un límite de 6 meses. Y en el caso de hacer un amago de portabilidad a Jazztel u Orange, lo que conseguirás es que te obsequien con más servicios, por ejemplo añadir la televisión, por el mismo coste que tienes ahora.

Más o menos ahí es donde se suelen fijar las ofertas de los operadores por amago de portabilidad. Pero venga pillín, fijo que tú alguna vez también has llevado a cabo esta triquiñuela, ¿Qué tal te salió? ¿Te funcionó? ¡Cuéntanos!

5.00 media (91% puntos) - 1 voto

Publicar comentario

Su dirección de correo electrónico solo se utilizará para comunicarte las respuestas a tus comentarios.