VariosConsejos para no tener gastos adicionales con la tarjeta de crédito

11/06/20155 min
https://www.mistercomparador.com/noticias/wp-content/uploads/2015/06/gastos-adicionales-1.jpg

La tarjeta de crédito se ha convertido en el principal medio de pago para muchas personas debido a la cantidad de ventajas que ofrece, sobre todo desde el punto de vista de la comodidad. Sin embargo, también tiene sus aspectos negativos, como el hecho de que en ocasiones puedan aparecer gastos extras más allá de los que realizas voluntariamente. Para evitar que esto ocurra o, al menos, limitarlos lo máximo posible, vamos a darte algunos consejos.

Gastos adicionales con la tarjeta de crédito: atento a los plazos y al límite

Una de las razones por las que sueles tener gastos adicionales con la tarjeta de crédito es porque no has pagado cuando tenías que hacerlo o bien has superado el límite de dinero establecido en tu tarjeta. En ambos casos, el incumplimiento provoca un recargo en forma de intereses.

Sin embargo, el primer caso también implica que te pueden poner en una lista de malos clientes, lo que puede afectarte en caso de que quieras contratar otros productos con ese u otros bancos. Por eso, debes ser consciente del día en el que tienes que pagar tus gastos de la tarjeta de crédito y, si te perjudica, habla con el banco para que te lo cambie con el fin de evitar impagos o pagos fuera de plazo.

Evita cualquier operación que suponga un gasto innecesario

En ocasiones, los bancos cobran una cantidad por realizar algunas operaciones de una forma no habitual, como a través del smartphone, por lo que puedes evitar esos costes realizándolas por las vías tradicionales. Además, también suele haber un recargo si tienes domiciliados los recibos y tu cuenta no tiene saldo suficiente para pagarlos, por lo que se devuelve el recibo. Para evitar estos y otros tipos de gastos en tu cuenta, también debes leerte las condiciones de tu tarjeta de crédito para saber qué operaciones conllevan un gasto extra.

Una opción que algunas personas suelen utilizar es el aplazamiento del pago de los cargos de la tarjeta, especialmente cuando hay gastos importantes. Ese aplazamiento implica unos intereses proporcionales a la cantidad que se aplaza, por lo que es recomendable pagar la mayor cantidad posible cada mes, ya que cuanta mayor cantidad pagues, menor será la que tengas que aplazar y, por tanto, menores serán los intereses a pagar.

Un último consejo es que prestes atención a cualquier notificación de cambio que se produzca en las condiciones de uso de tu tarjeta para poder actuar en consecuencia y así reducir los gastos adicionales al máximo.

0.00 media (0% puntos) - 0 voto

Publicar comentario

Su dirección de correo electrónico no se publicará.