VariosFactores a tener en cuenta a la hora de contratar un préstamo personal

11/05/201516 min
https://www.mistercomparador.com/noticias/wp-content/uploads/2015/04/prestamos.jpg

En ocasiones es necesario realizar un gasto para el que no se tiene dinero suficiente. La solución para esto es pedir el dinero prestado y aquí surgen varias alternativas. Puedes optar por pedírselo a un familiar o un amigo, pero dependiendo del volumen de dinero que necesites, quizás tu única posibilidad sea ponerte en contacto con una entidad de crédito para que te lo preste. Si eliges esta última alternativa, hay varias cosas que debes tener en cuenta.

No existe un importe máximo a la hora de contratar un préstamo personal

A la hora de contratar un préstamo personal, lo primero es determinar qué cantidad vas a pedir prestada. Normalmente las entidades no establecen un límite máximo de cantidad prestada, aunque sí suele limitarse que el mínimo que te prestan es 3.000 euros. Quizás tengas la tentación de pedir algo más de lo que necesites, pero debes tener en cuenta que cuanto más pidas, más tendrás que devolver al ser mayores los intereses que debes pagar.

Otro factor importante es el tiempo de devolución del préstamo, ya que de él dependerán la cuota mensual y los intereses a pagar por el préstamo. Lo habitual es devolverlo en no más de cinco años. Los préstamos, como todas las operaciones con entidades financieras, suelen llevar incorporadas unas comisiones por diferentes trámites, cuya cuantía suele limitarse para que no sean abusivas.

Debes conocer el valor real del préstamo

Cuando vayas a pedir el préstamo, no te dejes guiar por la gran cantidad de cifras que verás en el contrato. El dato clave que te será de gran ayuda es la TAE o Tasa Anual Equivalente, que te indica los intereses que tendrás que pagar durante el tiempo que estés devolviendo el préstamo y que, por tanto, te ayudará a saber cuál será la cantidad final que estarás pagando por la cantidad X que hayas pedido. La entidad financiera con la que contrates el préstamo está obligada a facilitarte la TAE a la hora de contratarlo.

Aunque en ocasiones no es posible, a veces las entidades financieras pueden acceder a negociar unas condiciones más favorables del préstamo. Esto puede ocurrir si ofreces ciertas garantías de pago o bien si accedes a vincularte de alguna manera a la entidad. En el primer caso, es clave la figura del avalista, que se haría cargo de la devolución del préstamo en caso de que tú no pudieras hacerlo. Si cuentas con alguien que se ofrezca a avalarte, seguramente conseguirás mayores ventajas que si no lo tuvieras.

En cuanto a la vinculación a la entidad, se trata de domiciliar tu nómina o abrir un plan de pensiones, de manera que exista una relación entre la entidad y tú y, por tanto, eso ayude a mejorar las condiciones del préstamo.

Lo más importante antes de solicitar un préstamo es contemplar todas las opciones que te ofrecen las diferentes entidades y analizarlas con calma para elegir aquella que se adapte mejor a tus posibilidades.

5.00 media (85% puntos) - 1 voto

Un comentario

  • Ahorrador

    11/05/2015 at 14:13

    Hay que ahorrar mas y pedir menos prestamos. Y sobre todo si se pide que sea por algo vital.

    Contestar

Publicar comentario

Su dirección de correo electrónico no se publicará.