VariosPréstamos participativos: mejora la imagen de tu empresa

26/08/20165 min
https://www.mistercomparador.com/noticias/wp-content/uploads/2016/07/prestamo-participativo.jpg

La creciente necesidad de financiación de las empresas en la actualidad, ha provocado la recuperación de una práctica, ya habitual durante la crisis de los noventa, que consiste en el préstamo a negocios por parte de entidades financieras, en unas condiciones muy ventajosas para ambos. Son los denominados préstamos participativos.

Financiación para PYMES y emprendedores mediante préstamos

En los últimos años, las empresas han necesitado redoblar sus esfuerzos para conseguir financiación y poder mantener así su actividad profesional. En una época en la que la crisis económica ha azotado todos los sectores productivos de nuestra economía, se establece la idea de que las empresas que quieran sobrevivir a este duro momento económico tienen que apostar por la innovación y la renovación en sus procesos de negocio. En este sentido, han surgido nuevas prácticas, con gran éxito, como el crowdfunding, que han facilitado que emprendedores y PYMES puedan llevar a cabo sus proyectos.

Estas técnicas que aportan modernidad al sector empresarial español requieren una financiación que, en ocasiones, el sector privado no puede asumir, por lo que es necesario recurrir a inversores externos.

Las entidades financieras españolas han recuperado una figura muy usada en los años noventa para sacar a flote empresas que estaban al borde de la quiebra. También se puso en práctica para modernizar sectores que, de otro modo, no habrían podido superar esos momentos económicos tan difíciles.

Ventajas de los préstamos participativos

Los préstamos participativos tienen ventajas tanto para la empresa que los recibe, como para la entidad financiera que los realiza. El primer paso para poner en marcha un préstamo de este tipo viene por parte de la empresa, que debe presentar ante el banco un plan de negocio viable y de calidad. En ese plan, el empresario se compromete a ir alcanzando unos hitos u objetivos a medio plazo, ya que están traducidos en volumen de ventas, facturación, elaboración de un producto o directamente, basados en el alcance de un número determinado de clientes.

En la medida en la que el empresario va cosechando esos logros, la entidad financiera va realizando los préstamos que previamente hayan acordado. En el caso de no alcanzarlos, lo más habitual es que el banco pueda convertir la inversión realizada hasta el momento en acciones de la empresa.

Actualmente, realizar un préstamo participativo tiene unas repercusiones muy positivas para la empresa que lo suscribe. Si un banco firma este tipo de préstamo, denota que considera que ese proyecto empresarial es un plan viable y con futuro. Además, este tipo de inversiones hace que la imagen de la empresa mejore y puede ser un gran camino para contribuir a la atracción de más inversión y potenciales clientes.

Cada negocio tienes unas necesidades propias de financiación, encuentra la que mejor se adapte a tu empresa en nuestro comparador y lleva a cabo tu proyecto con ilusión.

0.00 media (0% puntos) - 0 voto

Publicar comentario

Su dirección de correo electrónico no se publicará.