VariosQué es el euríbor, cómo funciona y cómo afecta a las hipotecas

25/08/20155 min
https://www.mistercomparador.com/noticias/wp-content/uploads/2015/08/euribor-1.jpg

A la hora de solicitar un préstamo hipotecario a una entidad bancaria hay varias cuestiones a las que debes prestar atención. Una de ellas es el euríbor, que es el indicador que se toma habitualmente como referencia en este tipo de producto financiero. Sin embargo, pocas personas conocen el efecto real que tiene una variación en el euríbor en el valor de su hipoteca.

Hay una relación directa entre el euríbor y las cuotas

Las variaciones, tanto al alza como a la baja, en el euríbor repercuten directamente en la cantidad que tendrás que pagar en la letra de tu hipoteca. Cuanto mayor sea el euríbor, mayor será la letra que tendrás que pagar y viceversa.

La razón de esta relación es que, a la hora de calcular los intereses que se cobran al solicitar un préstamo hipotecario, se utiliza un índice que sirve de referencia y un diferencial que fija el propio banco. Normalmente el índice que se toma es el euríbor, por lo que cuando este sube, también lo hacen los intereses que tienes que pagar y, por tanto, la cuota mensual y al revés.

Por eso, el hecho de que actualmente el euríbor se esté moviendo en valores cercanos a 0 hace que las hipotecas que se están pagando actualmente sean inferiores a las de otros periodos pasados. Incluso se podría dar el improbable caso de que el euríbor tuviera un valor negativo, siendo muy bueno para la economía de las personas que pagan una hipoteca al reducirse aún más la letra que tienen que pagar al banco.

Los bancos fijan un límite

Un concepto muy relacionado con las hipotecas y también con el euríbor son las cláusulas suelo, que en ocasiones incluyen los bancos en los contratos de préstamos hipotecarios para protegerse de las caídas de este índice.

El diferencial que se suma al valor del euríbor ya es un mecanismo de protección y, por tanto, las cláusulas suelo contribuyen a incrementar esa protección. Las cláusulas suelo consisten en fijar un límite mínimo de interés que tienes que pagar por el préstamo, por lo que aunque el euríbor se situara en un punto en el que no pagaras nada de intereses o incluso estos fueran negativos, siempre tendrás que pagar como mínimo el porcentaje de interés fijado en la clausula suelo. Este tipo de clausulas contribuyen a reducir el impacto del euríbor sobre las hipotecas, por lo que en algunos casos se han declarado ilegales.

5.00 media (87% puntos) - 1 voto

Publicar comentario

Su dirección de correo electrónico no se publicará.