VariosCómo mantener el hogar más cálido en invierno

17/01/20186 min
https://www.mistercomparador.com/noticias/wp-content/uploads/2017/12/como-mantener-hogar-calido-invierno.jpg

A pesar de que el invierno llegó hace apenas unas semanas, gran parte de la población española convive con el frío desde hace ya varios meses. Todo apuntaba a que sería un invierno cálido, puesto que no fue hasta finales de octubre cuando comenzó a registrarse un descenso masivo de las temperaturas. Desde entonces, el frío se ha apoderado de gran parte del país y tiene la intención de quedarse entre nosotros durante al menos un par de meses más, cuando la primavera le recuerde al invierno que le ha llegado la hora de partir.

Por lo tanto, el frío ha llegado a nuestras casas. ¿De qué manera puedes mantener el hogar más cálido en invierno sin gastar demasiado dinero? Tener los radiadores y las estufas encendidas las 24 horas del día supone un gasto descomunal que, a final de mes, te hará echarte las manos a la cabeza. Por esa misma razón, hemos traído para ti pequeños trucos para mantener tu casa cálida y acogedora sin la necesidad de encender la calefacción.

Abriga tu hogar

Al igual que a los seres humanos, los textiles también ayudan a abrigar la casa (además de aumentar la sensación de confort). Por consiguiente, es recomendable que durante esta estación equipes tu hogar con alfombras, cortinas tupidas y cojines, que te ayudarán a crear un ambiente más cálido.

Dado que las paredes no aíslan del todo, cualquier decoración que puedas poner en las paredes ayudará a evitar que el frío entre el tu hogar. Por esa misma razón, también es recomendable colocar cuadros o cualquier otro tipo de decoración en la pared. En lo que respecta al suelo, las alfombras de lana y las de pelo largo son las ideales para combatir el frío puesto que, además de proteger la vivienda frente a la humedad, también reducen la pérdida de calor del suelo.

Evita que el calor se escape

Si quieres mantener el hogar más cálido, impide que el calor de tu casa se escape por la puerta o la ventana. Ventilar las habitaciones es fundamental. No obstante, durante los días fríos, reduce este proceso a la mitad de tiempo. Con un cuarto de hora tendrás suficiente como para ventilar tu habitación. Una vez pasado este tiempo, cierra las ventanas (aislarán del frío aquellas que estén debidamente selladas) y cierra las puertas cada vez que salgas de la habitación para mantener el calor sobre ella.

Aprovecha los rayos de sol (en caso de que haya salido) para caldear tu habitación mientras ventilas y trata de caldear tu vivienda a partir de la luz natural. Por último, las persianas y las puertas también te ayudarán a ahorrar. ¿A qué esperas para llevar a cabo estos consejos y ahorrar una gran cantidad de dinero?

0.00 media (0% puntos) - 0 voto

Publicar comentario

Su dirección de correo electrónico no se publicará.