VariosConsejos prácticos para disfrutar en familia de una pista de hielo

22/12/20165 min
https://www.mistercomparador.com/noticias/wp-content/uploads/2016/11/pista-hielo.jpg

Durante la época navideña, es tradición pasar, al menos, una tarde en una pista de hielo junto al resto de la familia o amigos. Patinar sobre hielo, una práctica dirigida a los más pequeños de la casa, se puede convertir, además de en una actividad para pasarlo en grande, en un gran momento para estrechar lazos familiares junto con tus hijos.

El patinaje sobre hielo es un deporte sano y divertido que te ayudará, por un momento, a olvidar el resto de tareas y problemas para centrarte únicamente en los tuyos. Si estás buscando un rincón en el que pasar tus vacaciones de Navidad, tal vez podrías considerar la opción de viajar a una región que cuente con algunas de las mejores pistas de hielo del país. ¿Qué te parece?

Ideal para celebrar cumpleaños

Esta actividad se convierte además en una gran opción para todas aquellas personas que estén buscando celebrar un cumpleaños o cualquier fecha importante. Por lo tanto, si lo que quieres es sorprender y acertar con la sorpresa, seguro que invitando a los tuyos a una tarde en una pista de hielo, no fallarás.

Pese a que este deporte no que cuente con muchos adeptos en España, cada vez son más las ciudades que optan por establecer una pista de hielo artificial en una de sus plazas durante las Navidades con el objetivo de que cada vez sean más las personas que se sumen a este entretenido deporte. Hoy te ofrecemos varios consejos para que disfrutes como nadie de una pista de hielo.

Consejos para disfrutar del hielo en familia

En primer lugar, es recomendable que acudas a la pista de hielo con una vestimenta adecuada para la ocasión. Nada de ropa ajustada y vaqueros que te impidan el movimiento. Lo mejor para esta actividad es la ropa holgada, chándal a poder ser, y abrigada. En la pista de hielo sentirás el frío cada vez que caigas al suelo. Por lo tanto, mejor prevenir que curar, acude a la pista de hielo bien equipado.

También se recomienda ir paso a paso y no correr más de la cuenta. Roma no se hizo en una jornada y tú tampoco puedes convertirte en un as del patinaje sobre hielo el primer día. Da ejemplo a los más pequeños y enséñales las nociones básicas del patinaje. Evita hacer el tonto e impresionar a los más pequeños y opta por explicarles todo lo referente al ámbito de la seguridad. Así lograrás evitar cualquier tipo de sustos.

Por último, y el consejo más importante que te podemos dar, es que lo pases bien. Si lo pasas estupendamente, seguro que el resto de la familia también. Podéis sacar fotos, patinar hasta cansaros y, sobre todo, acumular un gran número de recuerdos. En definitiva, un día en una pista de hielo es sinónimo de felicidad. ¿A qué esperas para invitar a tu familia?

0.00 media (0% puntos) - 0 voto

Publicar comentario

Su dirección de correo electrónico no se publicará.