VariosNo pierdas tus datos, usa una nube privada

23/07/201415 min
https://www.mistercomparador.com/noticias/wp-content/uploads/2014/07/cloud-1.jpg

La gran mayoría de las personas que utilizan ordenadores cuentan con información muy importante, tanto personal como profesional, que están interesados en conservar. Sin embargo, pueden surgir imprevistos que hagan que parte de esa información se pierda, pudiendo causar un gran contratiempo. Una excelente manera de evitar esa pérdida de información es subirla a la nube. ¿Sabes qué es?

Puede ser pública o privada

Un ejemplo de herramienta que permite guardar datos en la nube, en este caso fotos, es Flickr. Este tipo de plataformas, aunque no están pensadas para este fin, te permiten subir información a Internet y compartirla con quien tú quieras. Eso permite que tanto tú como el resto de personas puedan acceder a esa información cuando quieran desde el ordenador o, incluso, desde el smartphone o la tablet.

Digamos que creas tu propio espacio en Internet en el que guardas aquello que te interesa conservar, por ejemplo fotografías, de manera que siempre que quieras puedes verlo sin problemas y sin necesidad de tener que tener los archivos en tu ordenador, lo que supone también un ahorro de espacio. Sin embargo, no todo son ventajas. Un problema muy habitual es la falta de seguridad, por lo que está muy de moda la creación de tu propia nube privada.

Nube privada para tener seguridad

Lo primero que debes saber es que el funcionamiento de una nube pública y de una privada es prácticamente idéntico. La única diferencia es quién tiene acceso a la información que está almacenada. Para crear tu propia nube lo más importante es conseguir un lugar en el que se almacene la información que quieres conservar. Las alternativas con las que cuentas son diversas. Por un lado, puedes optar por usar programas como Dropbox o OneDrive.

Sin embargo, si no confías en ellos, una forma más sencilla es utilizar un ordenador al que ya no le des uso como “servidor”. Para eso, lo que tienes que hacer es trasladar a ese ordenador toda la información que quieras conservar y luego utilizar un programa que conecte la información con los diferentes dispositivos. Una buena herramienta para hacerlo es SelfCloud, que crea enlaces para los diferentes datos, de manera que con pinchar en el enlace ya tienes acceso a la información. Este método cuenta con la ventaja de que el acceso a la información solo depende de ti pero, en cambio, para poder acceder a esa información, el ordenador que uses como servidor tiene que estar conectado a Internet.

Y tú, ¿qué método prefieres?

4.33 media (84% puntos) - 6 voto

Un comentario

  • Fidel Melero

    25/07/2014 at 16:43

    Me parece muy buena idea lo de una nube personal en un viejo equipo, pero tambien le veo pegas. Como puede ser tener un equipo que necesita muchos recursos todo el dia enchufado, ademas si es viejo puede que de algun problema el SO o cualquier cosa y no puedas acceder a el para reiniciarlo has perdido la nube. Para una nube personal yo creo que es mejor comprar un servidor pequeñito tipo Synology

    Contestar

Publicar comentario

Su dirección de correo electrónico no se publicará.