VariosQué no te puedes perder en tu viaje a Birmania

22/09/201516 min
https://www.mistercomparador.com/noticias/wp-content/uploads/2015/09/birmania-1.jpg

Más allá de Barcelona, París, Nueva York o Tokio, el mundo ofrece una gran cantidad de destinos desconocidos para la mayoría de la población. Se trata de ciudades o países en los que el turismo todavía no está muy extendido y que ofrecen unas experiencias diferentes a las que puedes encontrar en los destinos más habituales. Un ejemplo de estos grandes desconocidos es Birmania, también conocida como Myanmar.

Birmania, un paraíso por explorar

Birmania es un país que pertenece al continente asiático, localizándose en el sudeste y limitando con Tailandia, China, Laos, India y Bangladesh. Pese a que esta zona suele recibir muchos turistas extranjeros, Birmania todavía no ha experimentado la masificación de sus países vecinos, lo que contribuye a añadirle atractivo.

La capital del país es Naipyidó, aunque no se encuentra entre los destinos fundamentales si estás pensando en hacer un viaje a Birmania. Como suele ocurrir en estos casos, la posibilidad de ver más o menos cosas dependerá del tiempo de que dispongas, aunque al tratarse de un país tan lejano en el que perderás días con los aviones (no hay vuelo directo desde España, por lo que tendrás que hacer escala en alguno de los países vecinos), lo mínimo aconsejable para poder tener una visión general del país son 10 o 15 días de estancia.

Qué ver en tu viaje a Birmania

A la hora de organizar tu viaje a Birmania, debes intentar en la media de lo posible visitar tres lugares del país: Yangón (Ragún), Bagan y el lago Inle. El primero de ellos es la antigua capital de Birmania y en ella podrás encontrar el templo budista de Shwedagon Pagoda, que mide más de 100 metros de alto y está recubierto de oro y coronado por diamantes. Acceder al templo te costará 8 dólares y dentro podrás ver muchas reliquias budistas. ¡Te quedarás boquiabierto! También puedes visitar otras pagodas como la pagoda Sule, además de disfrutar de las vistas impresionantes de la ciudad que te proporcionará la Torre Sakura.

Después puedes ir a Bagan, en la que destacan los miles de templos budistas construidos, de los que todavía se mantienen muchos en pie. Puedes coger una bici, perderte por estos parajes y ver el amanecer y el anochecer desde su punto más alto. ¡Nunca volverás a vivir una experiencia como esta!

La visita al lago Inle también es muy recomendable, ya que a lo largo del cauce del río hay pueblos flotantes en los que puedes ver a gente haciendo sus quehaceres diarios. Lo mejor es que alquiles un barquito y vayas observando a los diferentes grupos de personas durante el trayecto, aunque también te puedes escapar y hacer una ruta en bici o rutas de senderismo.

Y, si aún te queda tiempo, puedes desplazarte a ver la Kyaiktiyo Pagoda, una roca de más de seis metros de altura recubierta de hojas de oro.

Si haces un viaje a Birmania, ¡vivirás una experiencia única!

0.00 media (0% puntos) - 0 voto

Un comentario

  • Sara Gomez

    29/09/2015 at 12:34

    y ¿cual es el motivo de la no masificación del turismo en comparacion con los paises colindantes? ¿temas de seguridad quizas?¿guerra civil o dictadura?

    Contestar

Publicar comentario

Su dirección de correo electrónico no se publicará.