VariosFíjate en las etiquetas energéticas de la televisión al comprarte una nueva

15/09/201436 min
https://www.mistercomparador.com/noticias/wp-content/uploads/2014/09/energia.jpg

La televisión sigue siendo la reina del hogar. A todos nos gusta sentarnos en el sofá y pasar un rato divertido delante de la caja tonta, de ahí que desde hace años se haya convertido en un objeto imprescindible en nuestras viviendas. En la mayoría de ellas hay más de una, así que saber cuál consume menos energía es un dato importante para el ahorro total de la factura de la luz al cabo del año, y más ahora que la energía eléctrica se ha puesto por las nubes y no para de subir.

Quizás la diferencia en euros al mes no es muy grande, pero si valoramos el cómputo anual, nos daremos cuenta que merece la pena fijarnos en la categoría energética al comprar un televisor nuevo, sobre todo en tiempos de crisis y ahora con la vuelta al cole.

Etiquetas energéticas de la televisión

Según el Reglamento Europeo, desde finales de 2011 todos los televisores, al igual que el resto de electrodomésticos que salgan a la venta, deben llevar obligatoriamente la etiqueta energética indicando: fabricante, modelo, clase energética, consumo anual en kWh/año, potencia en vatios, dispositivo de encendido visible, un consumo menor de 0.01 vatios en Standby y tamaño de pantalla en pulgadas y centímetros.

Las etiquetas van de la A (la que menos consume) a la D (evidentemente, la que consume más energía). También se le asigna un código de color para que sea más fácil su identificación: desde verde para la clase A hasta rojo para la clase D. Además, hay tres niveles adicionales de máximo ahorro (A+, A++ y A+++).

Hace muchos años que se introdujo por primera vez esta clasificación para electrodomésticos como lavadoras, frigoríficos, etc., para después ir incorporándolo poco a poco en otros como aires acondicionados y televisores. En la actualidad, alrededor del 90% de todos los de la UE son de categoría A. Según algunos estudios, el ahorro se estima en 35 euros al año por aparato, así que si sumamos todos los electrodomésticos caseros, el ahorro anual puede llegar a ser importante.

Otros factores que hacen subir la factura

También hay otros factores que incrementan tu factura de la luz, como por ejemplo el tamaño del televisor: a mayor tamaño mayor consumo. Por ejemplo, una tele de 46 pulgadas consume casi el doble que una de 32. También el tipo de televisor: los LED consumen alrededor de un 25% menos que los LCD tradicionales y un 40% menos que los televisores de plasma.

No solo se trata de ahorrar en nuestras facturas, sino que también gracias a los televisores de clase energética A (o mejor A+, A++ o A+++) cuidamos el medio ambiente. Así que ¡ojo a las etiquetas energéticas de las televisiones! ¡Cuida tu bolsillo y el medio ambiente!

4.50 media (84% puntos) - 2 voto

3 comentarios

  • Jose Luis

    15/09/2014 at 17:36

    A mi la tele me sirve de calefaccion. En invierno bien pero en verano no hay quien pare en casa. Mi tele seguro que es de las D

    Contestar

  • Raul

    15/09/2014 at 19:11

    Yo de lo que no me entero bien es si es mejor la A+ o la A+++. Con cual se gasta menos? que es lo importante.

    Contestar

    • Vendedor

      15/09/2014 at 21:22

      Raul los que menos gastan que es lo que preguntas son los A+++, ademas son los que mas respetan el medio ambiente que tambien es importante.

      Contestar

Publicar comentario

Su dirección de correo electrónico no se publicará.