¿Será 2019 el final del Adsl?

24/01/201812 min
https://www.mistercomparador.com/noticias/wp-content/uploads/2018/01/ha-muerto-el-adsl.jpg

Hace ya tiempo que nos preguntamos cuándo desaparece el Adls. Muchos apostaban que este 2019 sería el año en el que por fín desaparece el 2019, pero, haciendo un spoiler, la respuesta es no. se habla de que tarde o temprano llegará el fin del ADSL. Lo cierto es que su final comenzó a gestarse en el momento en el que en nuestro país las líneas de fibra superaron en número a las de ADSL. Sin embargo, el fin del Adsl está más cerca debido a que cada vez son más los hogares que disfrutan de fibra óptica y cada año más centrales de cobre desaparecen. De hecho,  Movistar tiene previsto apagar una central de cobre cada día hasta el año 2020.

¿Por qué desaparece el ADSL?

No, el ADSL todavía no ha muerto. No obstante, este tipo de conexión a Internet está herido de gravedad desde hace ya varios años y todo apunta a que su fin está más cerca de lo que creemos. En 2012, tanto los expertos del sector como los medios de comunicación comenzaban a dar por muerto un tipo de conexión ante la llegada de una nueva tecnología que era capaz de hacer mucho más, por menos:la fibra óptica. Desde entonces, muchas han sido las voces que han enterrado al ADSL, quien trata de luchar con sus escasos recursos contra su hermano pequeño, un tipo de conexión mucho más rápida, ligera y económica, tanto para las compañías de telecomunicaciones como para las familias.

El cierre de las centrales ADSL se enmarca dentro del Proyecto FARO que busca impulsar el cambio a la fibra óptica. Una de las principales razones de de ellas es el ahorro energético que se puede conseguir, pudiendo llegar hasta un 60 % más económica. 

Para valorar el porqué de este ahorro, hay que tener en cuenta que un mazo de cobre de 2.400 pares consigue dar servicio a 2.400 clientes. Mientras que un único cable de fibra de 256 fibras logra dar servicio a 16.384 clientes. Por lo tanto, una central de fibra da servicio a tantos clientes como cuatro centrales de cobre, con la ventaja no solo del ahorro energético comentado, sino que además ocupa un 15 % menos de espacio.

Estos datos suponen que ya es un hecho que desaparece el ADSL, pero no será en 2019. 

La fibra óptica aumenta su diferencia respecto al ADSL

En Agosto de 2014, el ADSL sufría una herida mortal: La fibra óptica, por primera vez, se imponía al ADSL en número de usuarios. Desde entonces, el ADSL se ha tenido que conformar con ser la segunda opción. Además, la brecha entre ambos tipos de conexiones cada vez es más amplia, lo que acelera a pasos agigantados el fin definitivo al ADSL.

Según los datos de diciembre de la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC), la fibra hasta el hogar (FTTH) superó en noviembre de 2017 los 6,2 millones de líneas. Por lo tanto, a lo largo del 2017, este tipo de conexión acumulaba 1,7 millones de nuevas altas en el último año. Mientras tanto, el ADSL continuó perdiendo fuelle respecto a la opción favorita de los españoles.

Según estos datos, el ADSL volvió a perder 121.956 líneas. Por lo tanto, en 2017, este tipo de tecnología perdía 1,2 millones de líneas, que se aliaban con su máximo rival: la fibra óptica. Por lo tanto, se trata de una brecha que no deja de crecer y que tarde o temprano supondrá el final para el ADSL.

Desaparece el ADSL y sus centrales de cobre

Movistar ha comunicado que tiene previsto cambiar su red de comunicaciones. Se espera que cada vez apueste más por la fibra óptica. Está previsto que la compañía consiga la cobertura en toda España como mucho en cuatro años. Dentro de este plan, incluyen dos líneas de actuación. Una es continuar desplegando su fibra óptica como están haciendo hasta ahora. La otra es cerrar las centrales ADSL de cobre, cuyo mantenimiento suponen un alto coste para la compañía.

De hecho, en 2018 se han cerrado unas 250 centrales de cobre, en 2019 está previsto que se produzca el cierre de centrales ADSL también, unas 200, y para 2020 la previsión es idéntica. Además del alto coste que supone su mantenimiento es otra de las razones para ir apagando las centrales de cobre.

Factores que han provocado el debilitamiento del ADSL

El factor principal de la caída del ADSL es, sin duda alguna, el auge de la fibra óptica. Una opción que destaca por ser más barata (en relación calidad/precio) que el ADSL tanto para el cliente como para la compañía, que transporta los datos por cables de cristal (o de plástico en un futuro) en vez de en los anticuados cables de cobre.

Por otro lado,la imposibilidad de evolucionar de ese sistema también es considerado como uno de los factores que han provocado la caída de este tipo de tecnología. Mientras que la fibra óptica ha alcanzado ya el giga por segundo de velocidad, el ADSL se ve incapaz de superar los 50 Mbps, lo que dificulta que los nuevos clientes se decanten por este servicio.

1.00 media (44% puntos) - 1 voto

Publicar comentario

Su dirección de correo electrónico no se publicará.